DECLARACION DE FORES

Ante la pandemia de coronavirus, los poderes judiciales de algunas provincias han decretado asueto, paralizando así el trámite de las causas. Con mejor criterio, la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha declarado inhábiles los días que restan de marzo, ha prohibido la atención al público en los juzgados excepto en situaciones de urgencia, ha ordenado la continuidad de lo que denominó “servicios mínimos”, ha dispuesto ciertas medidas de protección de la salud del personal, que incluye licencias para grupos de riesgo y ha resuelto admitir la presentación de escritos por vía digital.

La necesidad de proteger la salud de trabajadores y usuarios debe ser compatibilizada, en la mayor medida posible, con el mantenimiento de un servicio esencial como el de justicia, de un modo análogo a como se ha propuesto para la educación, que debe continuar por otros medios. La emergencia requiere soluciones creativas que atiendan ambas necesidades, sin agravar la ya delicada situación del acceso a la justicia.

Por todo ello, FORES propone como medidas mínimas las siguientes:

  1. Permitir en todos los poderes judiciales que los procesos continúen con la presentación electrónica de escritos desde las plataformas ya existentes o a través de mecanismos transitorios de sencilla implementación.
  2. Maximizar el trabajo de empleados y funcionarios desde sus hogares y mantener la actividad en las oficinas con personal mínimo, generando y firmando electrónicamente las resoluciones, para lo cual existen hoy herramientas disponibles en los poderes judiciales.
  3. Aumentar la participación de partes, abogados y jueces mediante videoconferencias por cualquier medio técnico disponible (los hay de acceso gratuito) para mantener dentro de lo posible las audiencias ya agendadas.
  4. Disponer que las audiencias que deban suspenderse sean celebradas lo antes posible luego de reanudada la actividad normal por la tarde, afectando a la tareas al personal que haya debido licenciarse antes.
  5. Considerar a los días inhábiles como un anticipo de la feria judicial para los poderes judiciales que cesan por completo.

El objetivo de estas medidas es que la prestación del servicio no se limite solamente a la atención de emergencias como en las ferias, sino que sea integral. Las dependencias judiciales recibirían a menos personas manteniendo en las colas y mesas de entradas la distancia aconsejada, como ya se implementa en bancos y comercios. Hoy todos los ciudadanos interactúan con la autoridad impositiva, con muchas dependencias administrativas (por ejemplo, con la plataforma de trámites a Distancia de la Administración Pública Nacional) y con los bancos de manera remota para la gran mayoría de sus necesidades. En ciertos casos, en algunos fueros y respecto de algunas personas que no tienen acceso a la tecnología eso no será posible. Precisamente para atender de la forma tradicional las necesidades de esas personas manteniendo la distancia adecuada hay que transformar de manera urgente el modelo respecto de las demás.

Alfredo M Vítolo                                 Marcelo Gobbi

Presidente                                            Secretario

Deja un comentario